martes, 11 de agosto de 2009

Día internacional del Zurdo

Una tarea cotidiana, repetitiva, como por ejemplo, abrir una lata de picadillo o recortar un papel, puede transformarse en una batalla titánica para un zurdo.

En un mundo organizado para los diestros (derechos) ser solamente hábil con la mano izquierda es todo un desafío.

Muchos de ustedes leerán esta entrada y minimizaran mis dichos pero solo bastaría que vivan un día en mis zapatos para corroborar “in situ” lo que digo.

La supuesta capacidad de ser creativos que se nos adjudica a los siniestros (1) no es otra cosa que una consecuencia de la necesidad de adaptarnos rápidamente a un entorno hostil.

Así como otros “invisibles” de “La Historia”, (mujeres, pobres, minorías sexuales, etc.) los zurdos irrumpimos en las últimas décadas en los estudios históricos, luego de haber sido analizados, cuan bichos raros por la medicina, la psicología y los cientistas de la educación.

Creo interesante contarles que el 13 de Agosto (1992) de se instauro como El Día Internacional del Zurdo para celebrar y concienciar a toda clase de público acerca de las ventajas y desventajas de ser zurdo. (ver mas datos aquí)
Faltado unas pocos días para esta "celebración" me vino a la memoria una anécdota familiar que creo interesante compartir.

Allá por 1979, cuando iniciaba el primer grado, mi vieja pregunto impaciente y preocupada a la que sería mi maestra:
- lo van a obligar a escribir con la derecha?
- no señora eso no se usa más- respondió la señorita María Angélica, y agrego:
- Eso sucedía antes pero ahora no.
Aliviada mi vieja sintió que su hijo menor no viviría los vejamenes a los que ella fue sometida durante su transito por la escuela primaria.

En el atardecer de la década del 50, todavía las nuevas corrientes educativas no se habían colado por los intersticios de la educación positivista en una escuelita perdida en le medio del campo en la jurisdicción de Alvarellos.
Allí ser zurda e inquieta eran causas suficientes para recibir un disciplinamiento feroz por parte de la maestra, de la cual y seguramente no por casualidad, mi vieja no recuerda el nombre.

Para que no se levante constantemente del banco, le ponía tachuelas en el guardapolvos, sujetándola así al pupitre.
Para que no use su mano izquierda, se la ataban al cuerpo. También recibía una tunda con el puntero si osaba tan solo tomar la pluma con la siniestra. Estas malas experiencias fueron las que la llevaron a hacer la pregunta.

Hoy mi vieja no sé habitúa a los mails, sigue escribiendo cartas a familiares y amigos que tuvieron que emigrar. Tiene una letra ordenada, metódica, grande y redonda, diría que en ésta no hay rasgos rebeldía. Una letra conseguida a fuerza de castigo. La letra de un zurdo contrariado (2).

(1) A los zurdos tambien se los denominan Siniestros.
(2) El zurdo contrariado. Se trata de personas que de niño tenían algún campo siniestro y fueron obligados a pasar a diestro (derecho).

6 comentarios:

pecado dijo...

No sabia que existia tal dia, tampoco habia reflexionado con las barreras de un zurdo , me has hecho pensar casi hasta sentirme...tengo una hermana zurda.

Anónimo dijo...

Muy bueno de verdad!!!
Se cree que algunos Zurdos son "el gemelo en espejo". ¿Como es esto?
Hay gemelos en espejo Ej. Uno diestro y el otro zurdo. Como los dos pelean por la misma sangre nutricia de la madre a veces uno de los dos fetos se pierde y si sobrevive el gemelo en espejo, nace un zurdo. De ahí que muchos zurdos suelen tienes hijos gemelos.
el hippie

Anónimo dijo...

ah!! la ciencia tambien esta investigando por la gran mayoria de los zurdos son gays..jajaja el hippie

El Hippien Intergalactico dijo...

gaston mira este blogs
http://ochenterisimo.blogspot.com/
un abraz el hippie

etérea dijo...

cierto, cuando era niña los maestros me regañaban y me obligaban a escribir con la derecha. Nunca entendi cual era el problema con la izquierda? Pero gracias a eso aprendi a usar mis dos manos. El poder quiere unificarlo todo para no trabajar mas.

Que bien que tu no nos olvidas :)

Narrador de Historias dijo...

Gracias Eterea, por tus comentarios